Asociación aprendiendo a vivir

Facebook

YA ES 2020 ¿Y AHORA QUÉ?

2 enero, 2020 Txaro

Ayer comenzamos un nuevo año, y como es costumbre, la mayoría de las personas tenemos nuestra lista de propósitos. ¿Verdad? En año nuevo nos proponemos comer más sano, hacer deporte, ahorrar, mejorar en el trabajo y nos sentimos súper motivados para lograr eso que queremos, solemos pensar ¡ESTE AÑO SÍ, ESTE AÑO ES EL DEFINITIVO!

Sin embargo, en febrero se ha evaporado toda la motivación. La rutina nos engulle, nos olvidamos de los nuevos hábitos y todo vuelve a ser igual que siempre. Por eso vamos a ver qué podemos hacer diferente este año para que esta vez sea el año definitivo.

Al escribir nuestra lista de propósitos normalmente nos marcamos metas muy grandes, suele ser habitual proponernos ir al gimnasio todos los días, que el cigarro de noche vieja sea el último de nuestra vida, dejar de comer dulces y empezar a comer fruta, duplicar mis ingresos, etc. Siempre que hablamos de metas decimos que hay que soñar grande y eso es totalmente cierto, sin embargo, tenemos que saber que hay ir dando pequeños pasos, así que este año vamos a pensar en algo grande, pero vamos a empezar por partes, no sueñes pequeño, sueña grande, eso sí, vamos a empezar por partes ya que no puedes correr sin antes aprender a caminar.

En muchas ocasiones nos ponemos una meta, hacemos todo lo que consideramos que necesitamos hacer para conseguirla, sin embargo, a pesar del trabajo no conseguimos llegar al resultado deseado y no conseguimos entender a qué se debe. El motivo es simple se nos olvidó convertirnos en la persona correcta.

Por eso para crear el mejor año de tu vida vamos a tener en cuenta tres partes muy importantes:

Lo primero a tener en cuenta eres , la persona. La persona se enfoca en lo que le hace feliz. Y aquí la pregunta es ¿estás haciendo el trabajo o las tareas que te proporcionan felicidad? ¿Estás con las personas adecuadas? Las personas nos convertimos en el promedio de las cuatro o cinco personas con las que más nos juntamos. ¿Y con quien nos juntamos? Necesitamos acercarnos a las personas correctas para alcanzar lo que queremos lograr este año.

Pero, antes incluso de acercarnos a las personas correctas hay otra pregunta que necesitamos responder muy honestamente ¿Soy la persona correcta para esto que quiero lograr? Porque la ecuación del éxito que nunca falla es “ser, hacer y tener”, primero hay que ser para después hacer y tener.

Por eso este año te recomendamos enfocarte en el “ser” porque cuando te enfocas en el ser empiezas a hacer cosas diferentes, entonces al hacer cosas diferentes vas a tener más éxito, los resultados se van a reflejar en tener dinero, salud, amor, bienestar. Si inviertes tiempo en crecer en el SER, en ti como persona, eso te garantizará éxito permanente.

La segunda parte es la estrategia. Necesitas una estrategia que sea alcanzable, motivante y que se aplique a todas las metas, esa estrategia consta de estos siete puntos.

1.- Di lo que quieres, no lo que no quieres.

2.- Que la meta sea desafiante. y realista. Las metas tienen que ser desafiantes porque las metas fáciles no son motivantes, pero también tienen que ser realista, tienes que creértela.

3.- Que en esa meta tú seas el que tiene influencia sobre el resultado. El resultado tiene que ser directamente responsabilidad tuya, estar bajo tu control.

4.- Vas a medir el progreso, ¿Qué criterios vas a usar para medirlo? Las metas tienen que tener un control de tiempo, la meta tiene fecha de caducidad, fecha límite para lograrlo.

5.- Revisa constantemente con qué recursos cuentas. ¿Cómo voy? ¿Qué tengo? Los recursos son cualquier cosa o cualquier persona que pueda ayudarte. Haz una lista. Revisa tus recursos.

6.- Contabiliza el coste. ¿Cuál es el coste de tu meta contra el beneficio? Y sí estás dispuesto y puedes pagarlo.

Y finalmente, el punto 7 que sería, además, la tercera parte tener en cuenta, haz un plan de acción. cómo vas a ejecutar, que vas a hacer y en qué tiempos lo vas a hacer para al final de este año 2020 tener cumplidos lo que te has propuesto. Como comentamos al principio, sueña en grande sin olvidar que tienes que ir dando pequeños pasos. Parte la meta en objetivos más pequeños, lleva el registro, revísalo, prémiate cuando lo vayas logrando y disfrútalo mucho.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *