Asociación aprendiendo a vivir

Facebook

CUERPO, MENTE Y ALMA: CUESTIÓN DE EQUILIBRIO

La palabra equilibrio contiene muchas connotaciones. Para empezar, nuestro equilibrio permite que no nos caigamos, que podamos caminar, ir en bicicleta, o incluso simplemente permanecer erguidos. Una persona sin equilibrio es una persona que cae a menudo y a quien le cuesta levantarse. El equilibrio está en cada momento de nuestra vida, y el equilibrio entre cuerpo, mente y alma es vital por tratarse de nuestro centro de vida, de nuestro todo. Aquí es donde interviene la gestión emocional. Porque conseguir un equilibrio vital nos ayudará a conseguir una vida más plena. Así es como estos tres factores conjugan el secreto y las claves para llevar una vida de plenitud.

El cuerpo, la mente y el alma son los elementos básicos que deben estar en total armonía para encontrar ese equilibrio que tanto deseamos. No se trata de factores aleatorios, se trata de trabajar nuestras opciones, nuestras emociones, nuestros sentimientos y conseguir una vida más plena.

Conocer la forma de encontrar el equilibrio en nuestra vida, es cuestión de aprender, de conocer nuestro ser. Lo primero que debemos aprender es qué poner en equilibrio. Aprender más sobre nosotros mismos siempre es el primer paso.

Mi cuerpo, mi hogar

Imagen relacionada

Esta frase lejos de ser algo superficial conlleva una realidad que a veces nos cuesta entender. Tener buen aspecto y contar con una salud de hierro es fundamental para encontrar el equilibrio. Es importante que cuidemos y amemos nuestro cuerpo y nuestra alimentación para que se encuentre siempre sano y evitar que enferme. Para conseguirlo, llevar una dieta sana, una alimentación equilibrada y evitar grasas, azúcares o alcohol te ayudará a conseguirlo.

Intenta consumir todos los nutrientes que necesitas: proteínas, grasas, verduras, frutas e hidratos de carbono. Además, alejarte de dietas estrictas que solo te minen fuerzas también será una buena opción. Por otra parte, también es necesario realizar ejercicio para mantenerte en forma. No es necesario que te mates practicando deporte, pero sí que tendrás que moverte, aunque sea una hora al día. Algunas prácticas, como la meditación, te darán lo que buscas para estar saludable.

La mente

Pensamientos, emociones, decisiones… todo proviene de la mente y todo está en nosotr@s mism@s. Se trata de una parte de nuestro organismo que resulta esencial para poder funcionar y también para conseguir el equilibrio en nuestra vida. Concentrarte y fijar metas es esencial para actuar con decisión en tu vida. Tener siempre pensamientos positivos es lo mejor que puedes hacer para conseguir el equilibrio corporal, mental y espiritual, pues dependiendo de cómo te sientas así actuarás. Cuidar tu mente es cuidarte a ti, leer, escribir, aprender, consultar, fijarte en los demás todo forma parte del ejercicio de la mente, sin embargo, el ejercicio más importante de todos es observarte a ti mism@. Mantener la mente activa será imprescindible para una perfecta armonía.

El alma

Imagen relacionada

Todos sabemos qué es el cuerpo y qué es la mente. Entendemos como cultivar ambos conceptos, podemos ir al gimnasio o leer un libro… pero ¿cómo se cultiva el alma? El alma es la esencia que tenemos cada uno de nosotr@s, lo que nos hace únicos y lo que nos proporciona una identidad. El alma es la individualidad del ser humano.

Cuando cultivamos el alma cultivamos la persona que queremos ser. Meditar y algunos ejercicios de respiración nos ayudaran a cultivar el alma. Con estas actividades conseguiremos relajarnos, alejarnos de las emociones negativas y emprender el camino hacia la persona que queremos ser.

El cuerpo, la mente y el alma, forman parte de nosotr@s como personas, solo tenemos que cultivar cada una de estas partes por separado y podremos encontrar el equilibrio en su conjunto.